8 Flares Twitter 0 Google+ 4 LinkedIn 4 8 Flares ×

En la actualidad, la ingente cantidad de datos aún sin explotar de los registros de navegación, y la necesidad por mantenerse conectado en todo momento, ofrecen una ocasión histórica para ayudar a avanzar a las empresas y conseguir una ventaja competitiva. Porque información es poder, y su correcta gestión es conocimiento.

Analizar y extraer el valor del Big Data para la rentabilidad empresarial es un reto significativo. A medida que las organizaciones comienzan a analizar este tipo de información, se dan cuenta de la importancia de adquirir sistemas de inteligencia que aborden todas estas variables.

Hay una clara diferencia entre actuar sobre los datos y saber manejarlos. En los próximos años, este tipo de estrategias serán las que consigan que una campaña de marketing tenga éxito o fracase.

Un CMO debe aprender a utilizar fragmentos de grandes volúmenes de datos, con más frecuencia y de forma más continuada. Por ejemplo, podemos lanzar una campaña basada en una lista de clientes gracias a la información extraída de un informe relacional de un sistema CRM o Business Intelligence.

¿Hasta qué punto podemos saber el interés de cada cliente por una información? Sin contexto sólo lograremos molestar.

  • Los datos del comportamiento del usuario – sus interacciones sociales, sus gustos y disconformidades-.
  • Su historial – compras anteriores y solicitudes registradas-.
  • La perspectiva 360º del cliente – sus compras a través de todos los canales – web, tienda, venta directa, etc.

A medida que nos conectamos unos a otros con mayor precisión y pasamos más horas navegando, gracias al fenómeno de la movilidad, los consumidores se sienten cada vez más atraídos por el contenido de las marcas en sintonía con sus gustos ya prefijados.

Ante la valoración de un producto o servicio, en solo unos minutos se puede hacer la valoración adecuada desde 10 perspectivas distintas, como mínimo.

Big data es el recurso que las empresas necesitan para resolver este problema, pero las herramientas y estrategias para usarlo suelen estar ausentes o se carece de la formación adecuada.

Estos patrones deben cambiar, ya que el análisis predictivo es la clave para la comercialización de este nuevo ecosistema de contenido personalizado.

Analizando los grandes volúmenes de datos podemos llegar a predecir los comportamientos y tendencias que hacen que un cliente sea más receptivo a un mensaje, y por extensión, al retorno de la inversión.

Cuando la automatización del marketing entra en juego

Una plataforma o sistema de automatización de tus acciones de marketing te ayudarán a gestionar los procesos de liderazgo para captar leads mejor cualificados.

En realidad la calidad del liderazgo tiene una relación directa con la calidad de los datos y su contexto. Volvemos, por tanto, al gran reto, aprender a automatizar los procesos de registro. Un recorrido contextual que parte del análisis del cliente en línea con su historial.

La personalización del mensaje

Encuentra el modo más cómodo de integrar y analizar los datos extraídos de diferentes canales para poder ofrecer a tus clientes productos y mensajes personalizados.

Hay que tener en cuenta que para poder personalizar un mensaje hay que obtener información a partir de los datos de varios canales para adaptarla a una visión única de empresa.