43 Flares Twitter 0 Google+ 1 LinkedIn 42 43 Flares ×

Hace unas semanas, en nuestro blog, hablábamos sobre la importancia de la personalización como ventaja diferenciadora para el comercio electrónico. Siguiendo con lo que apuntábamos en ese post, te mostramos seis maneras con las que tus vendedores podrán mejorar la experiencia del usuario dentro de vuestro E-commerce.

 

1. Adapta los mensajes: por muchos emails que mandes, si el destinatario no se siente atraído por el producto en cuestión, no sirve de nada. Si en el historial del cliente pone que está interesado en zapatillas de correr, envíale información sobre camisetas deportivas o eventos relacionados con él. Es exactamente igual de importante hacer agradable la experiencia del usuario en la web. Si le mandas información preguntándole si querría echar un vistazo a la web para ver un producto en el que se había interesado con anterioridad, ten por seguro que estarías resolviendo las necesidades de tu cliente. De acuerdo con el Custom Content Council, el 61% de los consumidores opina que se sienten mejor y más cómodos cuando compran en una tienda online que se preocupa por ellos.

 

2. Focalización inteligente: los visitantes regresarán a tu ecommerce si les gusta lo que ven y si haces que les merezca la pena volver. Mientras visitan tu página, asegúrate de que estás satisfaciendo sus necesidades personalizándoles el contenido de acuerdo a sus intereses. Las actuales tecnologías te permiten ver qué miró tu cliente durante su última visita, lo que te ayudará a realizar una suposición de lo que podría interesarle. Tener contento a tu consumidor es tan fácil como ofrecerle un 10% de rebaja en el producto que ha visto, en vez del típico cupón de 10% de descuento.

 

3. Simplifica: no satures con información inútil; ve al grano y asegúrate de que la navegación por la web sea sencilla para el usuario. Es realmente molesto tener que pinchar en cinco páginas diferentes para llegar a donde se quiere ir. Y aún es peor encontrarse con enlaces rotos o búsquedas pobres. Todo esto, hace que la experiencia del usuario web sea óptima.

 

4. Cuéntame una historia: intentar captar la atención con un 35% de descuento durante un corto periodo de tiempo es una proposición de “o lo tomas o lo dejas”. Esto solo funciona a veces, cuando los clientes realmente necesitan el producto que les ofreces. Por eso, además de estas ofertas, también deberías compartir información de calidad para que vean en tu empresa algo más que la opción de ese descuento. Recuerda: precios bajos = márgenes y beneficios más bajos. Intenta hablarles sobre tu empresa, sobre tus productos… ¿Quiénes son tus clientes y empleados? ¿Cómo puedes incrementar tu valor?

 

5. Lo antiguo es aburrido: alguna de las cosas que menos gustan de una empresa, es que no se tome ni el tiempo ni el esfuerzo de mantener su propia página web actualizada y atractiva. Si la última entrada del blog se hizo hace 6 meses, mucha gente ni se molesta en seguir mirando.

 

6. Piensa como el mejor del mercado: a menos que tengas un gran presupuesto, querer volver a inventar la rueda cuando se habla de marketing online y marketing  e-commerce probablemente sea una batalla perdida. El acercamiento más adecuado es el del “mejor del mercado” porque tienes la flexibilidad de adoptar nuevas innovaciones a la vez que van apareciendo en el mercado. Asegúrate de seleccionar las tecnologías de marketing que se integran perfectamente con tu sistema de gestión de contenidos, y que enlazan tu CMS con tu plataforma ecommerce.