4 Flares Twitter 0 Google+ 4 LinkedIn 0 4 Flares ×

 

En una comunicación de crisis debes aprender a identificar el recorrido que realizó el cliente, ya que, en la mayor parte de ocaciones, no existen segundas oportunidades. Si en la comunicación de tu empresa conviertes la construcción de leads en el centro de tu negocio, es posible que acabes por desenfocar la perspectiva de tus objetivos. Pasa lo mismo cuando utilizas un gestor CRM de marketing, tiene que haber un equilibrio en juego.

Antes de adentrarte en tu relación con el cliente te recomendamos contar con datos completos acerca de sus perspectivas de compra. De tal modo que tengas en cuenta el equilibrio entre la comercialización de un producto y la información que transmites de él desde el contexto en el que se mueve el cliente.

La mala experiencia de un cliente no solo te puede costar una venta, sino que puede desencadenar vastos ecos hacia una audiencia potencial. Los clientes ven a menudo el servicio como un complemento del producto que les interesa. Si la empresa no puede explicar cómo hacer de un producto un elemento atractivo nunca se conseguirá la suficiente confianza como proveedor.

¿Qué factores comerciales hacen que una empresa sea líder en servicios de su sector? Esfuérzate conscientemente en dos áreas clave:

La experiencia del cliente en lo que respecta al servicio y la capacidad de la ingeniería de tus procesos para crear una experiencia positiva.

Tu capacidad y rapidez para contestar y resolver problemas.

Cuando el social media marketing interviene en tu relación con el cliente

Frente a la multiplicación de canales que están surgiendo en los últimos años podemos hacernos la siguiente pregunta, ¿por dónde deberían empezar las organizaciones a sentar las bases de una estrategia de servicio al cliente en medios sociales ? Una buena forma de comenzar es escuchar lo que están diciendo tus clientes de ti y saber localizar por dónde lo están diciendo.

Hay que entender lo que dice la gente de ti, de tal modo que puedas crear una estrategia y evaluar las cuestiones que probablemente son más comunes.

Escuchando primero lo que se dice de tu empresa y sus productos te permitirá averiguar qué se puede decir acerca de ello. Escuchar te proporciona las bases útiles para ayudarte a planear una estrategia con metas que puedas lograr.

Planifica tus recursos, es lo más importante, ya que estos te ayudarán a tener un esquema con el que entender cómo prestar apoyo y mejorar tus habilidades comerciales de cara al cliente.