1 Flares Twitter 0 Google+ 1 LinkedIn 0 1 Flares ×

Forrester recoge a través de la asociación CustomerThink las opiniones de más de 600 personas vinculadas a un proyecto CRM como negocio profesional en ventas, marketing o servicio al cliente.

Resulta que un 42% declararon que su principal problema a la hora de adoptar una estrategia CRM se debía a la falta de adaptación de las personas. La adopción de rutinas es lenta debido a las dificultades para alinear la cultura de la organización con las nuevas maneras de trabajar.

A la hora de implementar una solución CRM “existe una resistencia cultural a la adaptación de nuevas formas de trabajar”, asegura Band, especialmente en lo que respecta a la planificación, el liderazgo insuficiente y la resistencia al cambio en determinados sectores empresariales.

Para hacer frente a estos problemas actuales, Bill Band recomienda:

Usabilidad SugarCRM Mejora la usabilidad de forma continuada para hacer frente al choque cultural. Para que un sistema CRM tenga éxito es necesario que la organización aprenda y acepte los nuevos procesos de negocio gracias a la tecnología implantada.

Cambiar la cultura del usuario requiere formación partiendo de la funcionalidad y la influencia de hacer comprender sus beneficios.

Un sistema CRM es, en definitiva, un medio de comunicación con aplicaciones de analítica del negocio.

Planea los cambios en la gestión. y el comportamiento de los empleados. Céntrate en la cultura del cliente y adopta nuevos procesos y herramientas para atender clientes con mayor eficacia.

Bill Band explica que tradicionalmente las organizaciones de TI han existido para apoyar operaciones internas, pero en el mundo actual, los líderes tecnológicos deben desempeñar un papel clave a la hora de ofrecer soluciones que apoyen una mejor experiencia del cliente.

En un escenario de gran competitividad, los negocios necesitan ayuda, y por tanto, deben apoyarse en socios estratégicos especializados que entiendan e identifiquen las soluciones que aporten a las empresas la ventaja competitiva.