5 Flares Twitter 0 Google+ 5 LinkedIn 0 5 Flares ×

Actualmente existen 4 tendencias tecnológicas fuertes que están marcando el paso: el cloud-computing, las redes sociales y el social-business, big-data y business analytics, y por último la movilidad.

Sin embargo la movilidad, a diferencia de los tres primeros, que se clasifican como software, es un producto híbrido de la mezcla del software y el hardware, estando directamente relacionados el uno con el otro. La movilidad es adicionalmente un catalizador que facilita el mejor aprovechamiento de las tres primeras tendencias, de hecho es un área en la que estas otras tecnologías se apoyan para apalancar su estrategia de crecimiento y adopción.

Es indudable que las grandes empresas, aquellas con visión y con los recursos necesarios, se están centrando cada vez más en entender la naturaleza de esta tendencia. Sin embargo también cada vez son más las empresas de menor tamaño que tienen algún tipo de capacidad móvil: desde una app para sus clientes, una web con elastic-design, o bien una aplicación empresarial para sus empleados.

Google por medio de su S.O. Android, sumados a la fuerte visión de Apple han hecho que, según revela un estudio reciente de Cisco, para el año 2016 habrá mas de 10,000 millones de dispositivos con capacidad móvil, haciendo que el tráfico móvil sea 50 veces mayor al de hoy. Amazon a su vez ha sido pionero en crear el modelo adecuado para una infraestructura que permite el hospedaje de las millones de apps accediendo desde cientos de millones de dispositivos a los entornos cloud.

Impacto en las pequeñas y medianas empresas.
El resultado es simple, las Pymes no tienen la capacidad de prever ni planificar recursos a 3 años vista, por lo que queda es intentar dar soporte a las necesidades de negocio de este y el año siguiente. Para esto es necesario intentar establecer una estrategia que sea escalable y sostenible, de forma que no se hagan inversiones que podrían tirarse a la basura en un periodo menor a 1 año.

Pero ¿qué factores deberían tomar en cuenta los ejecutivos a la hora de establecer una estrategia móvil?

1. Objetivos.
Es importante marcar los objetivos del desarrollo de proyectos de movilidad, estos han de perseguir un objetivo en concreto, pero sobre todas las cosas han de cumplir una de estas dos premisas: a) ayudan a la empresa a ser más eficientes y ahorrar dinero, y/o b) ayudan a la empresa a vender más, generar más dinero. Dos objetivos muy simples que permiten rechazar proyectos inútiles antes de si quiera darles inicio. Si te olvidas de estas premisas nunca veras un RSI sobre los proyectos de movilidad, hay que ayudarles a mantenerse enfocados hacia unos objetivos claros.

2. Usuarios target.
Aunque lo más común es que las empresas inicien sus proyectos en el área de clientes esto tiene un alto riesgo, ¿por qué experimenta con clientes? es la pregunta. No tiene sentido embarcarse en proyectos experimentales poniendo en riesgo la relación con clientes.

Así como hay dos objetivos a marcar para un proyecto móvil, estos objetivos van alineados de los usuarios objetivo:

– Las “aplicaciones móviles de gestión empresarial” están orientadas a los usuarios internos y tienen como objetivo ayudarles a ser más eficientes y a reducir costes, haciendo de tu empresa una más rentable. Es recomendable empezar con estas ya que la ejecución de proyectos de movilidad en la mayoría de los casos será una nueva faceta en los proyectos tecnológicos de la empresa, por lo cual es mejor experimentar internamente antes de lanzar esfuerzos hacia afuera.

– Las “apps” de consumidor, las más comunes, orientadas al público objetivo de la empresa, han de cumplir siempre con el objetivo de generar más ingresos para la empresa, ya sea por medio de facilitar procesos de venta, acceso a los servicios de atención al cliente o simplemente interactuar con el cliente de una forma que aporte valor añadido y canalice la fidelización y retención de un mercado.

Es interesante percibir que la mayor parte de las empresas centran su primer acercamiento de movilidad por este lado, sin embargo también es común escuchar que los esfuerzos de la empresa se han convertido en un desperdicio de recursos, porque al no haber tenido experiencia en proyectos de este tipo había sido muy difícil anticipar las barreras y reducir los riesgos asociados a la naturaleza de los proyectos de tecnología.

3.Visión a largo plazo, ejecución a corto plazo.
Como he comentado antes, es imposible para una Pyme, e incluso para empresas grandes, tener la suficiente visión y recursos como para escoger tecnologías que se puedan mantener en el tiempo y ser tanto escalables como sostenibles. Por ello algo a tener en cuenta es que el establecer la visión de negocio es fundamental que permita decidir cómo se realizarán los proyectos de movilidad, una visión a largo plazo permite ejecutar a corto plazo reduciendo los riesgos al mínimo; mientras más consolidada la estrategia de negocio menor el riesgo.

4.Recursos.
Múltiples plataformas evolucionando a un ritmo acelerado y compitiendo entre sí causan fragmentación de la información, esto dificulta muchísimo la toma de decisiones. Esto implica tiempo, tiempo para conocer y estar al día con las tendencias y el estado de esta faceta de la tecnología. Por ello, de ser posible, asegúrate que dentro de tu empresa hay una persona específica, que cuente con los recursos y tiempo necesarios, para entender como se mueve y comporta esta tecnología. En muchas de las grandes empresas actualmente se están estableciendo puestos específicos con este objetivo, incluso a nivel de la “suite-C”, como son los Chief Mobile Officer, Director de Movilidad o Director de Estrategia Móvil.

“Múltiples plataformas en constante evolución crean un entorno fragmentado que requiere enfoque, recursos y tiempo.”

5.La movilidad es un cambio.
La vida útil de una aplicación móvil está entre 1 a 2 años. Así mismo la evolución que esta sufre durante su vida es tan cambiante, que sumada a un entorno tecnológico dinámico, se hace imposible que una app tenga una vida mayor.

Crear una app no es un proyecto que se hace una vez y se deja funcionando, no, este va a requerir constante atención y evolución, asegura que adjudicas los medios, o bien la estrategia, para poder andar este camino. El desarrollo de proyectos de movilidad no es secundario a cualquier otro en la empresa, es estratégico, sobretodo a medio y largo plazo; y por ello requiere planificación, recursos de tiempo y dinero, investigación, personal de especialización y visión. Conoce algunas sugerencias de Forrester Research al respecto.

6.Time-to-Market.
Esta es la expresión que se usa para establecer el periodo de tiempo que se considera adecuado para la salida a producción de una solución, que en el caso de las “app” móviles es “ya”, o ayer. El tiempo es un elemento fundamental en el desarrollo adecuado de estas soluciones, es como “Need for Speed” (sí, como el famoso juego de EA). A la agilidad de desarrollo y puesta en producción se suma la necesidad de tener una estrategia de evolución iterativa que permita perfeccionar la solución “sobre la marcha” de forma rápida y sin contratiempos, esto es fundamental para la supervivencia de una app.

7.Usabilidad, usabilidad, usabilidad.
Una de cada 5 apps mueren muy pronto después de su salida a producción porque nadie las usa. Apple ha sido pionero en entender esto y monetizar los conceptos de usabilidad, diseño y belleza estética, y también del concepto de “stickyness”. Aquí se repite una frase anterior:

“El desarrollo de proyectos de movilidad no es secundario a cualquier otro en la empresa, es más bien de carácter estratégico.”

Parte de una estrategia móvil adecuada debe tener un “check-list” con casillas para usabilidad. La usabilidad garantiza que los proyectos de movilidad cumplan con los objetivos para lo cual se han creado: ahorrar dinero por medio de ser más eficientes y/o generar más ingresos.

Aquí algunos resultados de estudios realizados:

– El 20% de los ejecutivos que comisionan un proyecto de movilidad está frustrado con el resultado debido a la falta de usabilidad.

– El 75% (increíble que sea tan alto) de los empleados no usan las apps móviles de gestión empresarial implantadas, por lo que no se genera el beneficio deseado.

– Una de cada 5 empresas que han invertido en una app móvil para su mercado no han logrado que esta se adopte a un nivel que se considere exitoso.

8.Difusión.
Si estás pensando sacar una app para tu mercado debes preguntarte: ¿Cuál es la capacidad de tu empresa de llegar a tu mercado deseado? El AppStore de Apple cuenta actualmente con más de 1 millón de apps. Lograr que tu app llegue a los dispositivos de tus clientes requiere una estrategia de difusión potente y eficaz, que puede ser muy pesada en costes de marketing.

9.Seguridad.
Este área de la movilidad requiere atención ya que, sobretodo en las app de consumidor, se capturan datos “delicados” de clientes. Otro check-box en el listado.

10.Elección de las plataformas.
¿Android, IOS, Windows8 o incluso RIM? Escoger la plataforma adecuada es difícil, para poder establecer un plan de inversión en el área del combo hardware – S.O. va a ser un reto. En un futuro hablaré de este aspecto en un artículo específico. Lo interesante es notar como hace solo 5 años los dispositivos BlackBerry de RIM eran una necesidad de las empresas, y hoy son obsoletas hasta el punto en el que la empresa tiene tal dificultad en innovar y competir que está en peligro de extinción. Recuerda: visión a largo plazo, ejecución a corto plazo.

Movilidad de gestión empresarial.
En una economía poco saludable las empresas saben que deben hacer esfuerzos para reducir costes y hacer más eficientes sus áreas de gestión. Una de las formas de lograr este objetivo es aportando a los equipos internos herramientas de trabajo que se puedan acceder desde cualquier sitio y en cualquier momento, estas herramientas además deben tener las cualidades de usabilidad adecuadas para poder facilitar su adopción.

Sin embargo hay un factor aún mayor que se compone de dos elementos, el tecnológico y el organizativo, y es en la estructura tecnológica, existente en una empresa, a la que se acoplarán las extensiones de movilidad empresarial.

Factores organizativos. Este es el de tener en marcha una estrategia de negocio que tenga como sustento los procesos de gestión, correctamente implantados, que hacen que la empresa funcione. Sin procesos definidos de donde partir será imposible controlar información que proviene de la red móvil.

Factores tecnológicos. Si tu empresa hizo los deberes en su día años atrás, o los está haciendo ahora, y si los ha hecho bien, la empresa cuenta con sistemas de gestión empresarial que cumplen los estándares de inter-operatibilidad que permiten crear ecosistemas tecnológicos sostenibles y escalables. Pero además sobre todas las cosas deberán ser flexibles, capaces de admitir e integrar sin barreras nuevas tecnologías, como las móviles, dentro de las infraestructuras empresariales. La correcta implantación de estos sistemas (generalmente siendo en las Pymes los sistemas ERP, CRM, BMP o E-Commerce) es fundamental para dar sustento a una estrategia móvil.

Otro punto interesante y a tomar en cuenta es que dentro del plan de crecimiento de la empresa, y cuando las empresas ya van adquiriendo un tamaño importante, se establece la necesidad de una arquitectura tecnológica planificada que, incluyendo la movilidad, esté bien diseñada (buen diseño = sostenible, escalable y rentable) y que por sobretodo dé soporte a la estrategia de negocio. Esto implica que cada vez más los directores de tecnología tienen que entender más de negocio y los directores de las diferentes áreas de negocio tienen que entender tecnología; por ello es importante entender la connotación del término que uso: “eco-sistema tecnológico”, que describe en sí mismo la necesidad de actuar como tal si lo que se quiere es garantizar la sostenibilidad y supervivencia de la organización.